Disfunción eréctil y enfermedades del corazón

¿Están conectados?

La disfunción eréctil puede afectar a cualquier persona, aunque es más frecuente entre los hombres entre 40 y 70 años de edad. No lograr una erección es algo que le sucede a la mayoría de los hombres en algún momento de su vida. Tales episodios no requieren tratamiento médico; sin embargo, si la frecuencia aumenta y está afectando su relación con su pareja, es hora de reconocerlo como un problema. Desde problemas de comportamiento como fumar, abuso de alcohol o sustancias, problemas psicológicos como depresión y ansiedad hasta condiciones médicas como diabetes y enfermedades cardíacas, todos están ampliamente asociados con un aumento en riesgo y, a veces, la causa de la disfunción eréctil...

Comprenda la relación aquí y descubra qué hacer al respecto.

¿Cómo se relacionan las enfermedades cardíacas y la disfunción eréctil?

Es importante comprender que, al igual que la disfunción eréctil, la mayoría de las enfermedades cardíacas están relacionadas con la circulación y la presión arterial. Los expertos creen que los cambios en el revestimiento interno de los vasos sanguíneos y los músculos lisos pueden ocasionar un suministro inadecuado de sangre en el cuerpo. La disfunción eréctil a menudo puede preceder a un problema cardíaco y, por lo tanto, ser una señal de advertencia temprana.La disfunción eréctil no siempre indica un problema cardíaco subyacente. Sin embargo, las investigaciones sugieren que los hombres con disfunción eréctil sin causa obvia y sin síntomas de problemas cardíacos deben someterse a exámenes de detección de enfermedades cardíacas, antes de comenzar el tratamiento para la disfunción eréctil.

Cuáles son los factores de riesgo?

Tanto la disfunción eréctil como las enfermedades del corazón comparten factores de riesgo. Éstos incluyen:

  • Diabetes: se sabe que los hombres con diabetes tienen un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y disfunción eréctil. Los hombres con diabetes pueden tener un riesgo 3 veces mayor de DE.

  • Fumar y / o abuso de alcohol: ambos comportamientos comprometen la salud de los vasos sanguíneos, actuando así como factores de riesgo.

  • Presión arterial alta: con el tiempo, la presión arterial alta daña el revestimiento de las arterias y acelera el proceso de la enfermedad vascular. Ciertos medicamentos para la presión arterial alta, como los diuréticos tiazídicos, también pueden afectar la función sexual.

  • Colesterol alto: Un alto nivel de colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL, o «malo») puede provocar la deposición de grasa en los vasos sanguíneos, comprometiendo el flujo de sangre.

  • Edad: cuanto más joven es, más probable es que la disfunción eréctil indique un riesgo de enfermedad cardíaca. Los hombres menores de 50 años tienen un riesgo especialmente alto.

  • Obesidad: el sobrepeso es un factor de riesgo típico para las enfermedades del corazón y puede afectar el rendimiento sexual.

  • Baja testosterona: Los hombres con niveles bajos de testosterona tienen tasas más altas de disfunción eréctil y enfermedad cardiovascular en comparación con los hombres con niveles normales de testosterona.

Después de analizar su edad, historial y otros factores importantes, su médico puede pensar que corre el riesgo de una enfermedad cardíaca. Considere realizar cambios en el estilo de vida, como aumentar la actividad física diaria, mantener un peso saludable, dejar de fumar y limitar el consumo de alcohol. Si sufre de disfunción eréctil y enfermedad cardíaca, hable con su médico acerca de las opciones de tratamiento. Si siente que necesita tratamiento para la disfunción eréctil, discuta cómo detectar una posible condición cardiaca.

Obtener sus medicamentos ahora es más simple con SwissCore AXS. Ahora puede recibir su paquete mensual de medicamentos por 12’000 colones al mes. Además, su paquete se entrega a su conveniencia y con total privacidad.

¡Hable con su médico ahora!

¡Empiece hoy!
2019-11-08T08:03:32+00:00